Compártelo con otros...

Hoy vamos a explicar la diferencia entre los diferentes tipos de portabebés que respetan la fisiología del bebé.

Los portabebés más comunes son:

  • Fular: trozo de tela de unos 75cm de ancho y varios metros de largo. Es el portabebés más versátil, pero requiere paciencia, práctica y tiempo.
  • Tipo asiático (MeiTai, Podeagi etc.): trozo de tela rectangular con tiras que salen de los extremos y con las que se ata el portabebés.
  • Bandolera de anillas: Trozo de tela en forma de bolsa que se ajusta con unas anillas. Las bandoleras se llevan en diagonal por lo que el peso del bebé recae principalmente sobre uno de los hombros.
  • Pouch: Parecido a la bandolera solo que está hecho a la medida por lo que no es ajustable.
  • Mochilas: Son muy parecidas a las mochilas de montaña. Tienen un cinturón y tiras (correas) alcolchadas. El peso del bebé se reparte entre los hombros, la espalda y la cadera. Son parecidos a los portabebés tipo asiáticos, solo que se ajustan mediante correas y se atan mediante broches de seguridad en vez de nudos.

Nosotros hemos empezado nuestra tienda con los portabebés tipo mochila, porque creemos que son los portabebés que mejor conectan versatilidad (3 posiciones del bebé: delante, detrás y en la cadera) y un manejo sencillo y rápido.

Iremos ampliando nuestro surtido de portabebés poder ofreceros una selección que incluya todos estos tipos muy pronto. Si hay alguno que os interese más que otro, por favor contactad con nosotros.

Actualización: hemos ampliado ya nuestro catálogo de portabebés con fulares y pouches.

Podéis echar un vistazo a nuestra tabla comparativa de portabebés para facilitar la decisión de qué portabebés os conviene más.

Categories: Porteo ergonómico

Author: Celia
Mamá de dos, directora de Portabebes Online e instructora de porteo.

Deja un comentario