Compártelo con otros...

Preparar el nido para un bebé nos hace mucha ilusión, pero para la mayoría de las madres primerizas también significa mucho trabajo y mucho dinero!

errores-antes-de-ser-mama

Mi fuente principal para la preparación de la llegada de nuestro primer bebé fue internet. Encontré mucha información, pero no sabía distinguir qué cosas eran realmente útiles para nosotros. Como cada mamá, cada papá y cada bebé es diferente, es imposible estar 100% preparado. Pero la pregunta es: ¿Es necesario estar un totalmente preparado antes de parir? Mi respuesta como madre de dos es: no es posible prepararse para todas las posibles situaciones sin haber adquirido mil cosas que al final no usamos! La vida es mucho más simple de lo que la publicidad nos sugiere y solo podemos saber lo que realmente necesitamos a medida que vamos conociendo a nuestro bebé y a nosotros mismos como padres.

Sabiendo esto, si tuviera otro hijo me prepararía de una manera totalmente distinta:

1. No compraría (mini-)cuna. Al final hay muchos bebés durmiendo en la cama con sus papás – porque los padres lo encuentran más conveniente o simplemente porque el bebé se lo pide. Y si el bebé (ya) no duerme en la cama de los papás, siempre sirve un colchón de tamaño normal puesto en el suelo para dormir. La ventaja es que así siempre puede ponerse la mamá o el papá un ratito (o más) con el bebé y no hará falta comprarles colchones nuevos a medida que crecen. Por supuesto hay familias que quieren y necesitan mini cuna y/o cuna, pero siempre se puede comprar cuando la necesidad surge. Y si no surge, no habréis gastado dinero y energía para nada.

2. No compraría cochecito. Cada vez conozco a más bebés a los que no les gusta nada ir en cochecito. Y una vez probado, muchos padres los encuentran tan poco prácticos que no lo emplean mucho. Los cochecitos pesan mucho y requieren mucho espacio en el coche y en la casa, son incómodos para ir en autobús y es imposible empujar el cochecito y el carro de compra a la vez… Una vez que los padres y bebés conocen las ventajas de una mochila ergonómica o un fular, ya no quieren nada más – por lo menos hasta que el niño empieza a ganar peso. Pero es lo mismo como con las cunas. Un cochecito también tiene ventajas y hay bebés y padres a los que les convencen por varios motivos personales. Aun así esperaría hasta que esté el bebé para comprar el cochecito o incluso pediría uno prestado para probar.

3. Me compraría un portabebés (o sea una mochila o un fular) cuando ya esté el bebé o por lo menos me informaría bien sobre lo que hay en el mercado y las características de cada tipo. Las ventajas de los portabebés ergonómicos son evidentes, pero elegir el portabebés correcto depende de muchos factores y requiere un poco de investigación. Cuando el bebé haya nacido, ayuda mucho el consultar a una instructora certificada de porteo. Ella sabrá lo que hay en el mercado y puede ayudar mucho con la elección del portabebés más adecuado en cada caso y la adaptación del portabebés al bebé y a los padres teniendo en cuenta las características de cada uno.

4. Con respeto a la ropa, para empezar solo compraría lo básico, porque no sabes lo que te van a regalar para el nacimiento y qué es lo que más necesitas. La ropa que necesito, intentaría comprarla de segunda mano o incluso pedirla prestada de una amiga (o cambiársela por otra cosa). Los primeros meses llevan la ropa tan poco tiempo que casi no vale la pena gastar mucho dinero en ella. Además aunque ya esté usada, normalmente parece como nueva y por haber estado lavado varias veces de antemano, la tela ya no contiene tantos tóxicos.

Y así lo haría con casi todas las cosas: esperaría hasta que esté el bebé y hasta que surjan las necesidades. Me acuerdo que compré chupetes, biberones (solo por si a caso, porque quería dar el pecho), cambiador… Y al final, no había la necesidad de chupete, se negaba a beber todo lo que no fuera pecho y le cambiamos en la cama o en el sofa la mayoría de las veces.

Tengo que admitir que gracias a mi marido no llegamos a comprar muchas más cosas de las necesarias. Pues, otro consejo: Escuchar (un poquito más) al papá!! ;-)

Seguro que se pueden emplear muchas cosas durante la infancia; comprar biberones de todos los tamaños, una nueva cama para todas las edades y no quiero empezar con el tema de juguetes. Pero, ¿a quién no le conviene ahorrar un poco – sea por el dinero o por el medioambiente?

Author: Celia
Mamá de dos, directora de Portabebes Online e instructora de porteo.

5 Comments

  1. Celia
    Celia On 15 diciembre, 2013 at 21:41

    Hola Sofía,

    Deberíamos hacerlo mucho más como lo hiciste tu: usar cosas de segunda mano y luego prestar lo que tenemos nosotros. Bueno, quizás no con respeto a los chupetes, pero sabes lo que quiero decir. ;)

    Y siiii, bodys no se puede tener demasiados!!

    Gracias por tu comentario!
    Celia

  2. Sofia
    Sofia On 14 diciembre, 2013 at 2:53

    A mí me dejaron cuna y colchón, y está siendo muy útil. Biberón no compré ni uno, y el primero que probó mi hijo fue el que venía con el sacaleches cuando tuve que dejarlo con los abuelos. Chupetes me regalaron en una charla, y debo reconocer que desde que cumplió el primer mes que lo probó me ha resultado bastante útil. Minicuna me la prestaron y ni la monté, prefería tener al bebé en el carricoche que lo podía mover a todos lados. Ropa me dejaron bastante y fue genial, es verdad se queda nueva, así que hace poco fui yo la que presté ropa. Sin embargo lo que no está nunca de más comprar son bodys, no son muy caros y es lo primero que manchan. Portabebes compré 3: una mochila barata malísima que cargaba los hombros y apenas usamos, un fular elástico que tardas algo en ponertelo pero va genial, y un mei tal estupendo para un niño de mas peso y que se mueve más

  3. Maia
    Maia On 3 diciembre, 2013 at 20:44

    Gracias a Dios no gaste dinero ni en cunas, ni en coches (me regalaron 1) solo hice una inversion en un fular (ya que en Peru no hay del tipo tejido, solo hay los de material tipo camiseta) lo mande a tejer de algodon y lana de baby alapaca, me salio un poco caro, pero valio la pena, hoy mi baby tiene 16 meses y seguimos andando pegaditos!!!! :)

  4. Celia
    Celia On 29 noviembre, 2013 at 9:11

    Gracias, mariona, por tu comentario! Y enhorabuena por tu segundo bebé en camino!
    Un abrazo
    Celia

  5. mariona
    mariona On 28 noviembre, 2013 at 23:07

    Tienes toda la razon…yo tengo dos y uno en camino y te aseguro q no voy a gastarme ni una decima parte de lo q me gaste con el primero….ya q el segundo empleo lo del mayor

Deja un comentario