Compártelo con otros...

Fular elásticoLos fulares elásticos normalmente están hechos de un tipo de algodón flexible. La tela es elástica en todas las direcciones y tiene tacto parecido a una camiseta. El uso de un fular elástico es más limitado que el de un fular tejido, pero también más fácil de aprender. En principio hay una manera de anudar un fular elástico que se parece a la técnica de la cruz envuelta que se aplica con los fulares tejidos. La técnica de anudar un fular elástico sujeta al bebé con tres capas de tela. Al ser elástico, eso es importante para que la espalda del bebé reciba suficiente sujeción.

Ventajas de un fular elástico

La gran ventaja del fular elástico es que lo puedes anudar sin bebé dentro. Solo al final le sientas a tu bebé dentro del fular. Por su elasticidad es posible meter y sacar al bebé todas las veces que quieras sin tener que desanudar el fular. A muchos padres eso les da más seguridad que tener que anudar el fular aguantando a su bebé al mismo tiempo (como es el caso con los fulares tejidos).

Además el fular elástico es muy suave y se ajusta bien a tu cuerpo (casi parece una camiseta) y el de tu bebé. A algunos niños no les gusta mucho la presión de un fular tejido y la mayoría se tranquiliza en un fular elástico.

Los padres con problemas de espalda normalmente tienen menos problemas usando un fular elástico. Y como da más libertad de movimiento, les gusta para hacer deporte. Cuando el niño empieza a pesar demasiado para este tipo de fular (8-9 kilos), la mayoría de los padres empiezan a usar una mochila.

Cómo usar el fular elástico

Aunque en principio solo hay una manera de anudar un fular elástico, es posible llevar a tu bebé tanto tumbado como sentado. Para el deporte recomiendo llevarle siempre sentado de manera centrada delante de ti (siempre mirando hacia ti, por supuesto!). No se debería usar el fular elástico para llevar a un niño en la espalda. Los niños que ya pesan un poco más podrían echarse hacia atrás y caerse. En principio recomiendo usar el fular elástico hasta los 8-9 kilos.

Categories: Blog, Maternidad

Author: Celia
Mamá de dos, directora de Portabebes Online e instructora de porteo.

Deja un comentario